Conserva la humedad de tu rostro todo el día

Para conservar la humedad en tu rostro y que no luzca reseca, aplica todos los días después del baño agua de rosas, agua micelar o thermal, que contienen minerales y permiten retener el agua en la piel por más tiempo.  Adquiere este hábito y verás como en pocas semanas notarás la diferencia. Tendrás un cutis humectado y natural.